Aumentar la energía sexual con los masajes eróticos

No es un concepto demasiado conocido por la gente, pero existe algo que se conoce como energía sexual, también llamado “jingchi” por parte de los chinos según el taoísmo, que la considera la misma energía vital, por encima del “chi” (la fuerza de nuestros órganos) y el “shen”, que es la energía espiritual.

Tanto es así que se dice que es la energía que nos permite ser más productivos y creativos, mediante su transformación o transmutación, como consiguen con los masajes eroticos en barcelona. Y como es tan importante, hay varias formas de frenar o disminuir su agotamiento, que por otra parte es natural al ir envejeciendo el cuerpo.

Adquirir hábitos saludables

Uno de ellos es hacer ejercicio, aunque solo sea un cuarto de hora al día, para favorecer la circulación de la sangre, y de la misma forma se recomienda dejar de fumar si es uno de nuestros hábitos, ya que hace disminuir la circulación y afecta especialmente a los genitales. También se aconseja comer semillas de calabaza o nueces del Brasil, puesto que contienen un aminoácido que sirve para dirigir más sangre a los órganos genitales y, por lo tanto, aumentar la libido.

Pero una de las mejores formas de gestionar nuestra energía sexual es con un masaje, concretamente el llamado tántrico, de tradición milenaria pero popularizado especialmente en los últimos años.

El poder del tantra

A grandes rasgos tiene como objetivo liberar y equilibrar las energías reprimidas del cuerpo, en concreto la sexual. Como hemos dicho, esta energía no existe solamente para ser usada en las relaciones íntimas, sino que también es nuestra energía vital, por lo que en el masaje tántrico lo que se busca es optimizar esta energía, no necesariamente -aunque también es posible- el orgasmo, a pesar de que este tipo de masaje se concentra especialmente en las zonas erógenas y especialmente los genitales.

Además, hay que tener en cuenta que nuestro chakra sexual, que se sitúa 5 centímetros por debajo del ombligo, es el responsable de nuestro deseo sexual, pero también de problemas con nuestros sentimientos y relaciones sociales en caso de que en él tengamos energía negativa acumulada.

chakras

Ahora bien, a pesar de que un masaje tántrico para liberar energías reprimidas debe practicarlo un masajista profesional, otra variante de este masaje es la que se puede -y se recomienda- hacer en casa, en el contexto de la pareja, para mejorar nuestra vida sexual.

Es importante preparar bien la atmósfera para que sea lo más relajante posible, y esto incluye la colocación de velas aromáticas, luz tenue, música sensual o romántica, y decoración con colores que evoquen la pasión como amarillos, naranjas y rojos.

En cuanto al masaje en sí mismo, hay que hacer movimientos lentos, de abajo arriba, para conseguir la concienciación del propio cuerpo sin que el orgasmo o la excitación sexual sean el objetivo principal, puesto que estas sesiones no tienen por qué derivar en una relación sexual completa -pueden convertirse en los preliminares, eso sí-, sino que lo que se busca con ellas es unir a los dos miembros de la pareja.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*