Principios de la energía del Feng Shui!

Principios del feng shui

El feng shui (pronunciado “fengshou” y comúnmente escrito como feng-shui) es la antigua disciplina china que consiste en equilibrar o afinar una casa, un edificio, un lugar de reunión u otro espacio para optimizar la energía entre él y sus ocupantes.

Esta armonía suele estar representada visualmente por un entorno que resulta estéticamente agradable para el observador. Se basa en conceptos tanto prácticos como espirituales. Los practicantes creen que un entorno bien equilibrado ayudará a que la mente y el espíritu de una persona estén en paz.

Elementos importantes del feng shui:

1- Posición de mando:

La posición de mando es el punto de una habitación que está más alejado de la puerta y no está en línea directa con ella. Se sitúa en diagonal con respecto a la puerta. Lo ideal es tener una línea de visión clara hacia la puerta.

La posición dominante es el lugar en el que quiere pasar la mayor parte del tiempo cuando esté en esa habitación. Por lo general es aquí donde se recomienda colocar la cama coloque su cama, su escritorio o su cocina en alineación diagonal, pues estas representan una parte esencial de tu vida:

  • La cama te representa a ti y tu vida sexual.
  • El escritorio es una extensión de tu carrera.
  • La cocina representa tu alimentación y salud.

2- El Bagua:

Es el mapa energético del feng shui superpuesto al plano de su casa que la divide en ocho áreas, cada una de ellas se relaciona con una circunstancia vital diferente. Y cada una de estas áreas tiene sus correspondientes formas, colores, estaciones, números y elementos terrestres.

La forma más fácil de incorporar el bagua a su vida es identificar de una a tres áreas que necesiten más atención. Para fortalecer su energía o mejorar el flujo en esas áreas, incorpore sugerencias de feng shui en esa área en particular.

3- Los 5 elementos:

Los cinco elementos (tierra, metal, agua, madera y fuego) provienen de la tradición taoísta y están interrelacionadas para crear un sistema completo para equilibrar estas cinco facetas en su hogar, donde cada uno de ellos representa cualidades especificas:

  • Tierra: Cuidado de sí mismo, estabilidad.
  • Agua: Fluidez y paz.
  • Metal: Eficacia, precisión, belleza.
  • Fuego: Pasión e iluminación.
  • Madera: Expansivo y vitalidad.

Para incorporar los elementos en tu vida y en tu hogar, tienes que definir dónde quieres enfocar tu energía. Al igual que el bagua, eliges de una a tres áreas de tu vida que quieres mejorar. A continuación, refuerzas tu energía y la de tu casa añadiendo los colores o formas sugeridos en esa habitación.